Giardia Liamblia Parasito Flagelado
Google
CMV Virus de la Familia Herpes

Microbiología de la Flora Normal Humana

La flora normal o flora indígena es una colección de organismos que se encuentra habitualmente en el individuo sano normal y que coexisten en forma bastante pacífica en una relación equilibrada con su huesped. La mayoría de los organismos de la flora son bacterias. Algunos virus, hongos y protozoos pueden encontrarse habitualmente en individuos sanos, aunque sólo constituyen un componente menor en la población total de organismos residentes.

Bacteria Artistica
Dibujo artistico de las diferentes morfologias bacterianas.
(Fuente: Museo Natura de San Diego)

Se ha estimado que los humanos tienen aproximadamente 10^13 células en el cuerpo y alrededor de 10^14 bacterias asociadas a ellas, la mayoría en el intestino grueso.

Bajo ciertas ciertas circunstancias (estrés, inmunocomprometidos o en recién nacidos) pueden causar enfermedad.

Algunos de estos organismos son beneficiosos para el huesped, y su importancia para la salud se puede desvelar en forma bastante espectacular bajo terapia antibiótica : los antibioticos causan una reducción drástica de la flora normal y como consecuencia el huesped puede, quizás, ser infectado por patógenos nuevos o por crecimiento excesivo de organismos presentes normalmente en número pequeño. Por ejemplo: la proliferación del clostridium difficile que sobreviene al tratamiento antibiótico con clindamicina, y que ocasiona colitis pseudomembranosa.

La flora normal se adquiere con rapidez durante y poco después del nacimiento, y cambia de forma continua durante el crecimiento. Refleja la edad, la nutrición y medio ambiente del individuo. Por ejemplo, los lactantes alimentados al pecho tienen estreptococos y lactobacilos en su tracto gastrointestinal, mientras que los alimentados con biberón muestran una variedad mucho mayor de organismos.

Los organismos se encuentran en las partes del cuerpo expuestas al medio ambiente o que comunican con él (piel, nariz y boca, intestino y tracto urogenital). Los órganos y tejidos internos son normalmente estériles.

FUNCIONES DE LA FLORA NORMAL

La flora normal previene la colonización de otras bacterias potencialmente patógenas. Lo hacen liberando factores con actividad antibacteriana (bacteriocinas, colicinas), así como productos de desecho metabólicos que junto con la falta de oxígeno disponible impiden el establecimiento de otras especies. Por ejemplo, los lactobacilos les mantienen un medio ambiente ácido que suprime el crecimiento de otros organismos.

Las bacterias intestinales liberan también ciertos factores que pueden tener algún valor metabólico para el huesped; además producen vitaminas B y K en cantidades suficientes para complementar una dieta deficiente. Además se cree que la estimulación antigénica proporcionada por la flora tiene importancia para asegurar el desarrollo normal del sistema inmunitario.

PROBLEMAS OCASIONADOS POR LA FLORA NORMAL

Existe un riesgo potencial de diseminación hacia zonas normalmente estériles del cuerpo, lo cual puede suceder bajo diversas circunstancias, por ejemplo, cuando se perfora el intestino o se produce una herida cutánea, durante la extracción de un diente (los estreptococos viridans pueden entrar al torrente sanguineo) o cuando las escherichias coli provenientes de la piel perianal, ascienden por la uretra y causan infección del tracto urinario.

El crecimiento excesivo de la flora normal puede producirse cuando varía la composición de la misma, varía el medio ambiente o el sistema inmune se hace ineficaz.

FLORA DE LA PIEL

Staphilococcus (estafilococos):
epidermidis (90 % del total de germenes aerobios de la piel).
aureus: presente en cara y manos de “portadores nasales” de dicho germen.
Streptococcus (estreptococos).
Difteroides (corinebacterias), en folículos pilosos, glándulas sebáceas y sudoríparas.
Propionibacterium ácnes.
Micrococcus.
Candida: sobre todo en personal sanitario.

Las distintas zonas de la piel soportan floras distintas, lo que gran parte está determinado por el grado de humedad disponible. A mayor humedad, mayor flora, ya que ésta se relaciona con las glandulas sudoriparas.

Los staphilococcus y el propionibacterium producen acidos grasos que inhiben el crecimiento de los hongos.

El olor axilar se produce como resultado de la actividad de la flora bacteriana sobre las secreciones de las glándulas sudoriparas apocrinas La secrecion de estas glandulas tomada de forma aseptica es inodora.

ZONAS DE LA PIEL CON MAYOR FLORA

Cuerto cabelludo, cara y oido.
Axilas.
Regiones urinarias y anal.
Plantas y espacios interdigitales de los pies.

FLORA DE LA NARIZ

Staphilococcus (Estafilococos).
aureus (20 % de la poblacion).
epidermidis.
Micrococcus.
Streptococcus (Estreptococos).
Difteroides.

FLORA DE LA CONJUNTIVA

Staphilococcus:
epidermidis.
aureus.
Streptococcus.
Propionibacterium acnes.
Haemophillus sp.
Neisserias sp.

FLORA DE LA BOCA

La cavidad oral es uno de los habitats microbianos mas complejos y heterogeneos del cuerpo.

Streptococcus del grupo viridans:
mitis.
mutans (relacionados con las caries).
sanguis.
Otros.
Otros Streptococcus no viridans.
Bacteroides.
Fusobacterium.
Actinomyces.
Trichomonas tenax.
Cándida.

La superficie de los dientes y los surcos gingivales contienen un gran número de bacterias anaerobias.

La placa es una película de células bacterianas, que se anclan en una matriz de polisacáridos secretada por los microorganismos.

Cuando los dientes no se limpian con regularidad, la placa se puede acumular rápidamente y la actividad de ciertas bacterias, especialmente el Streptococcus mutans, puede dar lugar a la destrucción dental (caries). La prevalencia de caries guarda relación con la dieta.

FLORA FARINGEA

Streptococcus:
grupo viridans
S. pyogenes (Beta Hemolítico del grupo A)
S. pneumoniae (neumococo)
Staphylococcus:
epidermidis.
aureus.
Especies de Neisseria.
A veces: Neisseria meningitidis.
Haemophilus influenzae.

Algunos de los componentes de la flora en individuos sanos son potencialmente patógenos (ej: neumococo, Strep.pyogenes, Haemophilus).

FLORA DEL PULMÓN

Pneumocystis carinii (en muchas personas, según algunos expertos)

El tracto respiratorio es bastante estéril en condiciones normales, a pesar de la entrada continua de organismos con la respiración.

FLORA DE LA URETRA ANTERIOR

Staphylococcus epidermidis.
Estreptococos, sobre todo alfa hemoliticos.
Enterococcus feacalis.
En ocasiones:
Corinebacterias y bacilos gramnegativos.

En los pacientes con sondas Foley permanentes puede aparecer Cándida en la orina.

FLORA DE LA VAGINA

Experimenta cambios en su flora con la edad.
Antes de la pubertad predominan staphilococcus, streptococcus, difteroides y escherichia coli.
Luego de la pubertad predomina el Lactobacillus aerophillus, y la fermentación del glucógeno por esa bacteria es responsable del mantenimiento de una pH ácido, lo que evita el crecimiento excesivo de otros organismos vaginales.
Se encuentran algunos hongos, incluyendo Cándida, que puede proliferar para causar candidiasis si el pH vaginal aumenta y disminuyen las bacterias competidoras.
El protozoo Trichomonas vaginalis se puede hallar en mujeres sanas.

Lactobacillus
Lactobacillus y células epiteliales de la vagina (CDC).

FLORA DEL ESTOMAGO

El estómago, por su acidez, puede considerarse una barrera contra la penetración de bacterias extrañas al tracto intestinal. La cantidad de bacterias presentes en el estómago es generalmente baja y, en sus paredes, podemos encontrar:

Lactobacilos.
Streptococcus (Estreptococos) acidotolerantes.

Estas bacterias aparecen poco despues del nacimiento, estando bien establecidas a la semana de vida.

FLORA DEL INTESTINO DELGADO

Lactobacilos.
Estreptococos.
Enterobacterias.
Especies de bacteroides.
Candida.

En primera parte del intestino delgado, adyacente al estomago, es muy acida y se parece al estomago en su flora normal. A medida que el ph se hace alcalino aumenta el numero de bacterias.

FLORA DEL INTESTINO GRUESO (COLON)

En el intestino grueso la gran mayoría de las bacterias son anaerobias 95 – 99 %.

Especies de bacteroides.
Especies de fusobacterium.
Enterococo feacalis.
Enterobacterias.
Escherichia coli.
Especies de Klebsiella.
Salmonellas.
Pseudomonas.
Eubacterias.
Bifidobacterias.
Lactobacillus.
Especies de Clostridium.
Staphilococcus aureus
Estreptococos.
Candida.

GERMENES PRESENTES EN LA MATERIA FECAL

Especies de bacteroides.
Bifidobacterias.
Eubacterias.
Coliformes.
Enterococo feacalis.
Candida.

En el intestino existen varios protozoos inócuos que pueden ser considerados parte de la flora normal a pesar de ser animales ej: Entamoeba coli.

BIBLIOGRAFÍA

  • MIMS – PLAYFAIR – ROITT – WAKELING – WILLIAMS MOSBY / DOYMA LIBROS PRIMERA EDICIÓN EN ESPAÑOL DE LA PRIMERA EDICIÓN EN INGLES. COPYRIGHT (c) 1995.
  • THOMAS D. BROCK – BIOLOGIA DE LOS MICROORGANISMOS – LA FLORA NORMAL DE LOS ANIMALES. CAPITULO 12.
  • THE NORMAL FLORA. THE BACTERIAL NORMAL FLORA. 2007. KENNETH TODAR. UNIVERSIDAD DE WISCONSIN. DEPARTAMENTO DE BACTERIOLOGIA DE MADISON.